Cómo dar un masaje con piedras calientes

Anuncios de salud en todo el mundo


Cómo dar un masaje con piedras calientes

Lunes, 13 de octubre de 2014

El masaje con piedras calientes es una técnica terapéutica que utiliza uno de los recursos más comunes de la naturaleza como son las rocas volcánicas que, cuanto más oscuras sean, más contenido de hierro contienen, lo que permite mantener el calor por un tiempo más prolongado.

Cómo dar un masaje con piedras calientes


12 visitas | 0 comentarios

Con estos masajes, el calor de las rocas y su poder magnético se logra restablecer la energía, además de oxigenar la piel y producir un efecto relajante en las personas que los reciben.

¿Pero cómo dar un masaje con piedras calientes?

Para realizar esta terapia se pueden utilizar unas sesenta rocas de diferentes tamaños que se colocan en un recipiente con agua caliente y se las deja reposar por espacio de 15 minutos aproximadamente, hasta que tomen una temperatura no mayor a 50 grados.
Para comenzar con los masajes es importante aplicar algún aceite natural con el fin de favorecer el deslizamiento de las piedras sobre el cuerpo. La persona deberá estar boca abajo y se colocarán las piedras en los puntos energéticos como la columna vertebral, la nuca, las palmas de las manos, entre los dedos de los pies, etc.
Se comienzan a realizar los masajes realizando movimientos ascendentes y descendentes, ejerciendo una cierta presión en las zonas más doloridas. Las piedras van desprendiendo el calor, estimulando de esta manera, la circulación sanguínea, relajando los músculos y aliviando los dolores y tensiones. Es necesario, también, ir renovando constantemente las piedras para mantener una temperatura uniforme sobre el cuerpo.

Para lograr un buen estado de relajación es importante combinar estos masajes con técnicas de aromaterapia y musicoterapia, que ayudarán a lograr a un equilibrio físico y emocional. Además de proporcionar al paciente un ambiente acogedor, con temperatura agradable y las seguridades de higiene necesarias.

Los masajes con piedras calientes son tratamientos muy utilizados en la actualidad porque además de combatir el estrés, favorecer estados de fatiga mental y física, alivia dolencias crónicas como la artrosis, la artritis, la mala circulación, entre otras.
Después de una sesión de 40 minutos aproximadamente, el paciente deberá reposar unos 10 minutos más para completar la relajación.

Cómo dar un masaje con piedras calientes cuenta con los mejores profesionales en Palma de Mallorca, Zaragoza, Madrid

Artículos similares a Cómo dar un masaje con piedras calientes