El embarazo y el vaginismo: ¿compatibles o no?

Anuncios de salud en todo el mundo


El embarazo y el vaginismo: ¿compatibles o no?

Jueves, 23 de octubre de 2014

El vaginismo puede provocar varias dudas en las mujeres sobre el embarazo, una de ellas es sobre si podrán tener hijos y otra si una vez embarazadas tendrán problemas durante el parto.

El embarazo y el vaginismo: ¿compatibles o no?


679 visitas | 0 comentarios

El vaginismo en el embarazo es sin lugar a dudas una disfunción sexual que es conveniente tratar antes de que éste se produzca para evitar sobre todo problemas o malestar psicológico de la futura madre. Si se trata con anterioridad estará solucionado pero si por casualidad se llega a quedar embarazada y sufre vaginismo tendrá que pasar por las mismas etapas que hubiera pasado antes.
Tiene que ir probando paulatinamente con diferentes tipos de dilatadores empezando por los más pequeños y aumentando a medida que se sienta cómoda por otros más grandes, siempre ayudándose de lubricantes, esto no debe de olvidársele. Además, si tiene pareja seguro que está encantado de poder ayudar a que combata esta disfunción sexual.

Algunas mujeres piensan que no es conveniente tratar el vaginismo durante el embarazo pero esto no es cierto. Muchas mujeres mantienen relaciones sexuales mientras están embarazadas y no por ello les sucede nada a los hijos, al contrario igual se encuentren mejor ya que se alimentan de las emociones de su madre afectándoles en gran medida. Por esto, es bueno que intentes tratarlo como lo harías si no fuera el caso de que se acerca una fecha para dar a luz. No hay nada que contradiga llevar a cabo este tipo de ejercicios.

Por otra parte, si sufres vaginismo y quieres llevar a cabo un embarazo es recomendable que primero trates la disfunción y luego te decidas a llevar a cabo el segundo punto. De esta forma, una vez superado el primero, disfrutarás mucho más haciendo el segundo.
No tengas miedo, debes tomarte el tiempo que consideres conveniente empezando por ejercicios de Kegel de contracción y relajación voluntaria de la musculatura vaginal para seguir con el roce de las manos e ir introduciendo paulatinamente diferentes dilatadores. El ritmo lo pones tú por lo que no debes tener miedo de nada ni de dolor ni de ardor, además recuerda que estás utilizando lubricantes por lo que no va a doler.

Murcia, Madrid, Barcelona tienen las mejores empresas y especialistas sobre El embarazo y el vaginismo: ¿compatibles o no?

Artículos similares a El embarazo y el vaginismo: ¿compatibles o no?