El tratamiento del vaginismo

Anuncios de salud en todo el mundo


El tratamiento del vaginismo

Jueves, 23 de octubre de 2014

El vaginismo tiene tratamiento a pesar de lo mucho que se dice tiene incluso una gran variedad de tratamientos de los que hablaremos a continuación.

El tratamiento del vaginismo


109 visitas | 0 comentarios

El vaginismo se produce por la contracción involuntaria de los músculos de la vagina impidiendo la penetración o haciendo que ésta sea muy dolorosa. Influyen factores desde psicológicos, biológicos hasta fisiológicos o creencias por lo que es necesario que se trate con precaución teniendo claro que el origen puede ser múltiple.

No obstante, algunos de los tratamientos del vaginismo más efectivos para combatirlo son los siguientes:

- Los ejercicios Kegel. Estos ejercicios sirven para fortalecer la musculatura pélvica pero también ayudan a tomar conciencia de nuestro interior. Consisten en contraer y relajar los músculos de la vagina repetidamente, 10 veces en un principio varias veces al día, puedes hacerlo en cualquier momento y en cualquier lugar, por lo que no es un problema. Luego puedes aumentarlos a 15 o hasta 20 veces.
En casa también puedes hacerlo combinado con el levantamiento de cadera al estar tumbada en el suelo, pero es solamente una variante.
- Tratamiento farmacológico. Hay tres tipos diferentes: uno son relajantes musculares, otro anestésicos locales y otros son medicamentos para la el control de la ansiedad.
Los anestésicos ayudan a reducir el dolor y de esta forma la contracción. Los relajantes musculares al actuar sobre el músculo impiden que este se contraiga por lo que se puede producir un coito normal. Los ansiolíticos reducen la ansiedad, los síntomas psicológicos y los pensamientos recurrentes de que va a doler.
- Psicoterapia. Se pueden utilizar diferentes técnicas terapéuticas, incluso combinadas personalizándolo a cada caso en particular.
Algunas personas que sufren vaginismo es debido a experiencias traumáticas anteriores por lo que hay que tratar el origen de esta disfunción para poder seguir avanzar y tener experiencias sexuales gratas.
- Terapia Cognitivo-Conductual. Es otro tratamiento del vaginismo, el cual consiste en enseñar a utilizar una serie de dilatadores vaginales de menor a mayor tamaño, ayudando de esta forma a que la paciente se familiarice con el objeto y se reduzca su temor o fobia por la penetración. Deberá utilizarlos con lubricante e ir paulatinamente, también puede ayudarla su pareja a ir poco a poco.
Con respecto a la parte cognitiva, se centra en desmitificar su sistema de creencias en torno a la parte negativa de la experiencia sexual.

Tenemos los mejores especialistas en Murcia, Madrid, Barcelona, que te asesorarán sobre El tratamiento del vaginismo

Artículos similares a El tratamiento del vaginismo