La osteopatía visceral para bebés

Anuncios de salud en todo el mundo


La osteopatía visceral para bebés

Lunes, 10 de noviembre de 2014

La osteopatía visceral para bebés es una medicina natural que puede ayudar a solucionar los múltiples problemas que les puedan surgir a los más pequeños.

La osteopatía visceral para bebés


26 visitas | 0 comentarios

La osteopatía en su totalidad está indicada para muchas personas con diversidad de dolencias tanto musculares como orgánicas o viscerales. Muchas veces es mejor que la propia medicina convencional por la no utilización de fármacos o medicinas y por no tener contraindicaciones.
La osteopatía visceral para bebés está indicada especialmente para ellos puesto que el profesional sabe indicar las diversas patologías que pueda tener con las manifestaciones externas. Por ejemplo, si el pequeño llora mucho antes de la comida, puede que no sea por el hecho de tener que comer sino porque tiene bloqueado el diafragma; o si le cuesta mucho dormir, puede ser debido a compresiones craneales sutiles.

Por esto, la osteopatía visceral para bebés está plenamente indicada puesto que ayuda al tratamiento de infinidad de problemas que pueda tener como alteraciones óseas traumáticas ya sean subluxaciones, deformaciones craneales, etc.
También trata alteraciones que no tienen porqué ser traumáticas como el dolor de cabeza, problemas respiratorios, estreñimiento, trastornos del sueño, hiperactividad, problemas de comportamiento, estrabismo, problemas de succión del pecho de la madre, etc.

El abanico de indicaciones sobre la osteopatía visceral para bebés es muy amplio aunque no todos los padres están a favor de que un niño tan pequeño quede en manos de un terapeuta.
La osteopatía es menos conocida que la medicina y muchas personas siguen teniendo cierto recelo a la hora de llevar a sus hijos a este tipo de medicina alternativa.
No obstante, es aconsejable que se informen de antemano sobre el profesional y su formación así como de los beneficios para su hijo ya que no tiene ningún tipo de contraindicación.

En algunos países como Estados Unidos, Bélgica, Francia o Italia es común acudir a un osteópata durante los primeros días o meses de vida de los más pequeños. Este profesional nos ayuda a evitar desde un primer momento la cronicidad de algunas enfermedades.