Quiste energético

Anuncios de salud en todo el mundo


Quiste energético

Miércoles, 19 de noviembre de 2014

El quiste energético se refiere a la somatización de una emoción vivida con gran intensidad durante un tiempo prolongado.

Quiste energético


85 visitas | 0 comentarios

Una emoción vivida a lo largo del tiempo deja una huella en el propio cuerpo que se manifiesta mediante un quiste energético.
La persona no ha hallado el modo de liberarse de esta carga y es por esa que ha terminado acumulándosele en alguna zona. Algunos métodos que ayudan a la liberación de esta energía es la acción de llorar o de reir a carcajadas. Estas dos acciones ayudan de manera muy amplia a la liberación de este quiste.

Sin embargo, para poder tratar un quiste energético debemos saber por qué se crea, siendo algunas causas las siguientes:

- La persona ha vivido un trauma físico o emocional elevado, muy fuerte, por lo que el cuerpo no lo ha podido liberar por sí misma.
Por esto esa energía se acumula en el organismo y da lugar a este bulto.

- Si la persona ha tenido en esa zona lesiones anteriores que le han causado una secuela en el organismo. Por ejemplo, en el caso de los partos complicados, da lugar a que esa energía negativa se acumule en esa zona y puedan aparecer quistes energéticos complicados de solventar.

- Estados emocionales permanentes en el tiempo que hacen mella en la persona, como pueden ser el fuerte estrés, la ansiedad, el miedo ante alguna situación, etc.

- Cuando se tarda en tratar un quiste energético éste se va haciendo más grande en el interior de la persona ocultándose en su interior. Esto hará que sea más complicado poder tratarlo pero no imposible.
Además, se manifestará cuando la persona llegue a un punto álgido de tensión.

Otra cosa a tener en cuenta es que puede no localizarse en el lugar donde se ha producido el traumatismo.
Debido a los cambios de energía del cuerpo puede haber encontrado otra zona en la que instaurarse para quedarse, costando más liberarse del mismo. Por esto, es conveniente que el osteópata conozca las lesiones o secuelas por las que hemos pasado para que nos pueda ayudar de manera más profunda y efectiva.

Artículos similares a Quiste energético