Técnicas del drenaje linfático manual

Anuncios de salud en todo el mundo


Técnicas del drenaje linfático manual

Viernes, 19 de septiembre de 2014

La técnica de drenaje linfático manual data de principios de la década del 30 y su origen de debe a las investigaciones realizadas por el Doctor Emil Vodder y su esposa.

Técnicas del drenaje linfático manual


89 visitas | 0 comentarios

Ambos fisioterapeutas se dedicaron a observar el comportamiento del sistema linfático en pacientes con enfermedades crónicas en las vías respiratorias.
De esta manera pudieron comprobar que, ejerciendo suaves masajes en los ganglios inflamados del cuello, los pacientes mejoraban su estado de salud, confirmándolo más tarde con sucesivas aplicaciones.

Esta técnica del drenaje linfático consiste en la práctica de masajes manuales, circulares y de arrastre con dirección al corazón, que ayudan a equilibrar y a regenerar el sistema linfático del cuerpo y los tejidos de la piel.
Esta terapia es recomendada tanto en los tratamientos médicos como estéticos ya que se encarga de estimular la circulación sanguínea y, a su vez, elimina las toxinas del organismo. Los resultados son muy beneficiosos para tratar la celulitis, los problemas de obesidad, retención de líquidos, piernas cansadas, edemas, tratamientos postoperatorios, etc.

Para las sesiones de esta técnica de drenaje linfático existen varios pasos fundamentales que hay que tener en cuenta. Como primera medida es imprescindible que el terapeuta mantenga una actitud positiva ante el paciente, además de proporcionarle un ambiente acogedor, donde se sienta a gusto, con luz tenue, temperatura agradable, música suave y las medidas de higiene correspondientes. Luego, el profesional determinará el diagnóstico de las zonas a tratar de acuerdo al bloqueo linfático.

Es necesario que el paciente se encuentre recostado sobre una camilla, si es posible sin ropa o con ropa interior, protegido con algún cobertor adecuado para este tipo de masajes. Esta técnica de drenaje linfático se realiza con movimientos muy suaves, repetitivos, con el ritmo de la circulación y deberán ser indoloros, por lo tanto, el paciente manifestará una sensación de bienestar que potenciará el efecto favorable del drenaje. Generalmente se usan aceites naturales que facilitan la realización de los masajes, aunque esta decisión queda a criterio del terapeuta.

Debemos tener en cuenta que esta práctica no se debe realizar en personas que estén transitando procesos infecciosos, tampoco aquellos que padezcan de insuficiencia renal o cardíaca, que tengan problemas circulatorios graves, ni en mujeres embarazadas.

Técnicas del drenaje linfático manual tiene sus mejores empresas en Madrid, Gijón, Córdoba, Valencia, Móstoles. ¡Consúltalas!

Artículos similares a Técnicas del drenaje linfático manual